TIJARAFE, EL ENCANTO DE UN MUNICIPIO DE RAÍCES

Por Beatriz Gómez

Tijarafe es tierra de raíces, de sustento, de trabajo incansable y, de un entorno rural donde donde predomina la belleza de un municipio que trae consigo costumbres, historias…, el orgullo de una tradición viva.

Este municipio de la isla de La Palma está situado al noroeste, siendo su extensión 53.76km2, superficie que lo convierte en el quinto municipio más extenso de la isla.

Entre las bellezas que se pueden contemplar en Tijarafe, destacan sus paisajes naturales.

La mejor forma de apreciarlos, es desde cualquiera de los nueve miradores que se encuentran en este municipio lleno de encanto.

Image result for mirador del time

El mirador del Time es uno de los más conocidos y el más frecuentado por los turistas. También por los ciudadanos de la isla, ya que, es uno de los puntos de referencia de una de las rutas más realizadas, la popular “Vuelta a la Isla”.

Desde este mirador, o de cualquier otro, también se puede disfrutar de la visión nocturna. El Cielo limpio y despejado de Tijarafe es otro de los grandes atractivos de este lugar.

Pero Tijarafe está repleto de espacios naturales que son de gran interés turístico, entre los que destacan: El Roque Palmero, La Cueva Bonita, el Pozo de Tinizara, las Cuevas del Prois de la Candelaria, La Playa de la Veta, La Playa del Jurado y, el Barranco del Jurado entre otros. Lugares, que sin duda, hay que tener presentes a la hora de entrar en este emblemático municipio.

Image result for el pozo de tinizara

La zona de la costa es un espectáculo de sensaciones, con aguas cálidas y limpias todo el año, pero no son de fácil acceso debido a la orografía del territorio.

Es recomendable dejarse asesorar por algún/a guía turístico/a que conozca en profundidad la zona para evitar posibles complicaciones. Otra opción recomendable es acceder a sus bonitas playas por mar. Existen embarcaciones de recreo que hacen visitas guiadas por la costa tijarafera. La más solicitada por los turistas es la visita a la “Cueva Bonita”, una cavidad geológica que en el siglo XVII resguardó a muchos pescadores de los ataques piratas que se produjeron en La Palma.

La zona de monte es otro de los grandes atractivos que tiene Tijarafe, donde sus senderos bien señalizados te conducirán a un remanso de paz que en muy pocos lugares puedes encontrar.

Image result for El Roque Palmero

Pero no todo es tranquilidad en este pueblo que tiene esa particularidad. Cada 7 de septiembre las calles de este municipio se despiertan para danzar junto al Diablo, una fiesta declarada de Bien de Interés Cultural y Fiesta de Interés turístico de Canarias.

La Danza del Diablo” es el plato fuerte de las Fiestas Patronales de este municipio. Los tijaraferos esperan con emoción la salida del maligno en la Plaza de la Candelaria, que año tras año sigue convirtiendo a este lugar en una “Tradición Viva”; bella tradición que nunca morirá ni dejará de sorprendernos.